Si algo se ha consolidado en la sociedad italiana, es el tener el una polìtica con sello de espectàculo y faràndula.
Dramas y escàndalos son el pan de cada dìa, donde ya tienen desde hace rato su protagonista estelar: Silvio Berlusconi.
Esta vez, se trata de su “cabellera”.

El pelo del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, aparece y desaparece con pocos días de diferencia, tal y como demuestran las fotografías publicadas el 23, el 25 y 27 de enero por la prensa italiana (La Repubblica).

El sábado 23 de enero, Berlusconi, que tiene 73 años, apareció ante las cámaras sin aparentes problemas de calvicie durante la boda de una de sus ministras, Mariastella Gelmini, que es la titular de Educación.

El lunes 25, en cambio, el ‘premier’ fue fotografiado con la cabeza más despejada de lo normal, problema que fue rápidamente resuelto, tal y como demuestran las imágenes tomadas ayer con ocasión de la Jornada de la Memoria de la Shoah.